skip signup
Sign Up for Updates
workers picketing for rights
skip signup
Thank you for getting involved

Inmigración, impuestos y oportunidad

La polémica sobre la reforma inmigratoria es al fin una polémica sobre la oportunidad. Además no es la única polémica sobre la oportunidad a causa de que la oportunidad se manifiesta de formas diferentes y variadas. Ejemplos incluyen salud accesible para que nos podemos cuidar; un sistema de educación para el futuro de nos hijos y por siguiente el país entero; un proceso para integrar a los inmigrantes y una economía enfocada en la creación de trabajos buenos, dignos y sostenibles.

Sin embargo, actualmente esto no está pasando. La elite política y empresarial, otra vez dicho los dirigentes, inexplicables de Miami, no les interesan esta visión del futuro porque saben de dónde va a venir la mayoría de los fondos requisitos: impuestos justos. Pero no solo impuestos como lo conocemos hoy, un sistema que favorece a los que pueden pagar los servicios de una falange de abogados, cabilderos y contadores con el objetivo de pagar los impuestos más bajos posibles.

El resultado debe ser obvio: un sistema de impuestos donde los más ricos del país pagan una tasa más baja que la clase media, pero sin embargo reciben la mayoría de las exenciones y subsidios proviniendo de los impuestos pagados por el 99%. Además, los indocumentados, lo cuales son 78% hispanos, pagan impuestos también. Por ejemplo, hace unos años, el total pagado en impuestos de Seguridad Social por parte de los indocumentados era $9 mil millones. Beneficios económicos y sociales de la inmigración incluye el pago de impuestos, disminuir el costo de mercancías, aumento de  demanda  consumadora y el aumento de la actividad económico. Pero las operaciones contra los indocumentados afectan negativamente a estos beneficios, como quitar el empleo de gente durante una época donde esta difícil encontrar empleo. Para mantener este sistema, es importante impedir el camino al éxito del 99%.

Un buen ejemplo es el esfuerzo del gobierno federal contra la inmigración. Aunque llenan trabajos que los estadunidenses no harían y pagan impuestos, el estado sin embargo decidió que esta es una lucha que vale la pena gastar miles de millones aun cuando la “crisis” del déficit. Entre las tres principales agencias de ley y militares federales encargadas de operaciones contra los indocumentados (Immigration and Customs Enforcement, United States Customs and Border Protection, United States Coast Guard), tienen un presupuestario cumulativo de $25.9 mil millones anuales. El personal total de estas agencias dedicadas a operar contra los indocumentados: 165,748. Si contamos el Department of Homeland Security, que también tiene responsabilidades contra los indocumentados, el presupuesto aumenta a $55 mil millones y el personal a 216,000. Y el cuesto de encarcelar indocumentados: $12 mil millones anualmente. Para el año fiscal de 2012, la cámara de representantes de Estados Unidos ha aprobado un presupuesto de 2.75 mil millones de dólares para la detención y eliminación de los indocumentados. Una estimación nos deja con un presupuestario de mas de $40 mil millones anualmente. El presupuesto del FBI es $8.1 mil millones. El DEA, $2.3 mil millones. ¿Cuáles son las prioridades?

Y esto no tiene en consideración los gastos al nivel municipal y estatal ni el costo de encarcelamiento; donde antes proporcionaban servicios y participaban en la economía, se encuentran en una jaula solo por tratar de buscar oportunidad para tener una mejor vida. Uno tendría dificultad a explicar como todos estos gastos se traducen en “oportunidades”. Las operaciones contra los indocumentados afecta negativamente los beneficios de la inmigración, los beneficios económicos y sociales de la inmigración: el pago de impuestos, la disminución de costos de mercancías, aumento de demanda consumadora y de la actividad económico.De hecho, esto nos deja con la impresión que no solo nos están negando la oportunidad, pero como una pesadilla en una distopía cínica, hacen todo posible para  impedirnos a realizar nuestra potencia, todo el tiempo diciéndonos que vivimos en el país de oportunidad, merito y justicia.

¿Entonces que tiene que ver esta respuesta, esta respuesta paramilitar, para controlar inmigración con la disminución de oportunidad?

Por ver los gastos fiscales en ejecutar operaciones contra los indocumentados, un segmento de la población que no tiene mucha fuerza convencional, nos revela los valores de la elite política y empresarial; valores como desigualdad, traición, gula, y la opresión sutil. El uso de la fuerza máxima del estado no solo contra unos de los segmentos sociales menos capadles de defenderse pero también para asegurar los intereses del 1%, en vez de mejorar la situación para todos los ciudadanos del país, nos muestra cuáles son las prioridades. ¡Deben de mejorar la situación a los que los pagan el salario!

Todo esto son los síntomas de una sociedad enferma.

Y para cambiar esto, necesitamos asignar la recesa para que sirve no solo los intereses del 1% pero también los del 99%.

Hasta ahora se debería estar preguntando como una reforma del sistema de impuestos va arreglar la situación de inmigración. Es sencillo: si la economía está creciendo y creyendo empleos buenos para todos, entonces la posición anti-migratoria pierde una gran parte de su argumento; que los indocumentados quiten trabajo de los que ya están aquí. Si el sistema económico crece, abrirá un gran espacio para una reforma migratoria fundamental. Para lograr un sistema de impuestos justos, necesitamos asignar la recesa para que sirve no solo a los intereses del 1% pero también los del 99%. Y para mejorar la situación económica, se necesita más ingresos estatales para reactivar el crecimiento de la economía, donde los individuales y corporaciones más ricos pagan una tasa de impuestos justa. Esto se traduciría en trabajos buenos, salud accesible y un sistema de educación que le ofrezca a nos hijos un futuro. Pero para logar todo esto, primero necesitamos exigir una reforma del sistema de impuestos para que todos paguemos una tasa justa.

¡La inmigración no solo es la historia del EEUU, pero también es la fundación!

Building a movement and creating change requires participation. Do your part, and share this with at least one friend!

Comments about Inmigración, impuestos y oportunidad are welcome. Off-topic comments and other violations of our community guidelines may be withheld or removed. Comments do not appear immediately after posting.

Leave a Reply