skip signup
Sign Up for Updates
workers picketing for rights
skip signup
Thank you for getting involved

Definitivamente, no somos Rubios

Por fin, termino el suspenso. El senador Marco Rubio anuncio que va respaldar a Mitt Romney, candidato republicano por la presidencia. Dado que ven ojo a ojo sobre muchos temas, el respaldo de Rubio a Romney no solo hace sentido al nivel de ideas compartidas, pero si no también al nivel de mejorar la carera política de Rubio. Con todo que oímos sobre una candidatura vicepresidencial por Rubio, es muy probable que el senador lo está considerando y planificando. Si es el caso, la primera cosa hacer es aprobar a Romney.

A pesar de su charla del escapo de su familia de Cuba bajo el régimen comunista en 1956, un tema central y absurdo de su narrativo, Rubio se junta con Romney sobre la cuestión de la inmigración. A respaldar un candidato es esencialmente a respaldar sus ideas.

Por ejemplo, aparte de oponerse a la ley Dream Act, Romney tuvo una idea ingeniosa sobre qué hacer con los 11 millones de indocumentados en el país: que se auto-deportan. En otras palabras, continuar de acosar a los inmigrantes indocumentados implacablemente hasta que se huyen del país. Esto es esencialmente la política que tenemos actualmente. Romney también apoya las leyes anti-migratorias de Arizona (S.B. 1070), Alabama y Carolina del Sur, leyes que permiten que la policía local pida de la gente sus documentos de inmigración.

Igualmente como Romney, Rubio se opone a cualquier reforma migratoria razonable, significativa y humana. De hecho, Rubio apoya las leyes anti-migratoria, a límites racistas y focalizados contra las comunidades latinas, de Arizona, Alabama y Carolina del Sur.

Y sobre el Dream Act, la ley que daría la residencia permanente condicional a ciertos inmigrantes indocumentados de buen carácter moral que graduaron de una escuela secundarias en los Estados Unidos, que llegaron a los Estados Unidos como menores de edad, y viven en el país por lo menos cinco años antes de la promulgación del proyecto de ley, ¿en qué lado se encuentra Rubio?

¿Qué es la posición de Rubio sobre esta ley razonable y justa?

¡En contra, obviamente!

Dice el Rabino Solomon Shiff, ex-presidente de South Florida Interfaith Workers Justice: “Proyectos de ley tales como la AZ SB 1070, e incluso el programa de Miami-Dade
Comunidades Seguras, no resuelven los problemas, sino que simplemente victimicen a los que ya son vulnerables”.

La mayoría de los defensores de la inmigración, mientras que no los anima los candidatos republicanos, dicen que a Romney  les disgusta más. Y una vez que los puntos de vista y los valores de Rubio son conocidos, no va “entregar” el voto latino, porque no representa los intereses de los latinos en los Estados Unidos. En un país que se enorgullece de su dedicación a la justicia, el debido proceso y la dignidad, estos no son soluciones realistas.

Para apoyar, visita http://presente.org/es/campaign/no-somos-rubios/original_email/

Building a movement and creating change requires participation. Do your part, and share this with at least one friend!

Comments about Definitivamente, no somos Rubios are welcome. Off-topic comments and other violations of our community guidelines may be withheld or removed. Comments do not appear immediately after posting.

Leave a Reply